miércoles, 2 de agosto de 2006

El prodigioso miligramo

...moverán prodigiosos miligramos
CARLOS PELLICER


Una hormiga censurada por la sutileza de sus cargas y por sus frecuentes distracciones, encontró una mañana, al desviarse nuevamente del camino, un prodigioso miligramo.
Sin detenerse a meditar en las consecuencias del hallazgo, cogió el miligramo y se lo puso en la espalda. Comprobó con alegría una carga justa para ella. El peso ideal de aquel objeto daba a su cuerpo extraña energía: como el peso de las alas en el cuerpo de los pájaros. En realidad, una de las causas que anticipan la muerte de las hormigas es la ambiciosa desconsideración de sus propias fuerzas. Después de entregar en el depósito de cereales un grano de maíz, la hormiga que lo ha conducido a través de un kilómetro apenas tiene fuerzas para arrastrar al cementerio su propio cadáver.
La hormiga del hallazgo ignoraba su fortuna, pero sus pasos demostraron la prisa ansiosa del que huye llevando un tesoro. Un vago y saludable sentimiento de reivindicación comenzaba a henchir su espíritu. Después de un larguísimo rodeo, hecho con alegre propósito, se unió al hilo de sus compañeras que regresaban todas, al caer la tarde, con la carga solicitada ese día: pequeños fragmentos de hoja de lechuga cuidadosamente recortados. El camino de las hormigas formaba una delgada y confusa crestería de diminuto verdor. Era imposible engañar a nadie: el miligramo desentonaba violentamente en aquella perfecta uniformidad.

Juan José Arreola, El prodigioso miligramo (cuento, fragmento)
De Confabulario, 1952.



Descárgalo completo aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Karla, necesito leer este cuento para un trabajo en la U. serias tan amable de enviarmelo a mi correo o si me indicas como lo consigo.

Gracias. respuesta a:

fredyvanegas@gmail.com

chao

Karla V dijo...

Hola Fredy!

Acabo de enviartelo :) Pero también he aprovechado para subirlo aquí a la página, así que muchas gracias por ponerte en contacto. Ojalá disfrutes del cuento, un gran saludo!!

Enrique "RexRaptor" Medina dijo...

Este es uno de los mejores cuentos que he leido de Juan José Arreola. Es altamente recomendable.

Por otro lado, tambien publico cuentos, poemas u otros escritos fenomenales en mi blog:
http://rexraptor21.wordpress.com
tanto a Arreola como a Sabines y proximamente a Cortázar.

Un saludo.