miércoles, 16 de septiembre de 2009

La Voz del Cronopio


Ayer Karla Verde y yo platicábamos sobre Julio. Sí, ese Julio. Ése que no dejamos de releer y al cual ambos le debemos gran parte de nuestro amor por la literatura. Una cosa llevó a la otra y en un punto de la charla yo recordé que, en algún lugar, tenía guardadas estas pistas. Al escuchar apenas unas cuantas, Karla me pidió -en realidad me rogó, me exigió, me ordenó- compartirlas. Y quién soy yo para negar a Julio cuando todos lo quieren tanto, cuando él mismo dice querer sentarse con nosotros, a pesar del tiempo, para tomarse un café o unos tragos.

Después de escuchar la voz de Julio es imposible leer sus textos sin evocarla. Esas erres arrastradas y la emoción con la que va construyendo sus artificios verbales, siempre a la velocidad exacta y necesaria. No puedo evitar recordar ese capítulo de Rayuela en donde Talita graba sus palabras en un magnetófono. Y es que, al igual que ella, parece que a Julio le divertía tanto grabar su voz y jugar con todas las posibilidades encerradas en tal acto que, por momentos, nos hace sentir parte de un fenómeno fantástico -sobrenatural- y es como si de pronto él estuviera ahí, con nosotros, en el mismo cuarto, charlando y pidiendo algo caliente porque vengo de un invierno que para qué te cuento.

Y bueno, he aquí unos cuantos capítulos de Rayuela, fragmentos de El Perseguidor, historias de cronopios, algunos cuentos, poemas y demás textos leídos por Julio mismo. Además les incluyo el álbum Trottoirs de Buenos Aires, un disco de tangos grabado en 1980 en voz del Tata Cedrón y con letras de adivinen quién.



5 comentarios:

Karla V dijo...

ESO ES TODOOO!!!


mil gracias, Tocayo XD

Agustin dijo...

Que bien!! Gracias! Grande El flaco!

Saludos para ti


Agustín

emmanuel méndez dijo...

Buenísimos esos tangos milongueros!

Yo últimamente le ando echando un ojo a los papeles inesperados publicados por alfaguara, y están rebuenos también: cien por ciento cortazarianos

Saludos

Rosigerante dijo...

Muchíiiiiisimas gracias.

Anónimo dijo...

karlita me he refugiado aqui en la bibliotec del ejerciyo, bueno besos
joca, todo bien?