viernes, 28 de julio de 2006

Wonderama

25 de marzo de 1974

Desayuné Chocotorros con Perk, y mi papá me llevó al concurso del que se viste de niño. Desde que recuerdo, tenía ganas de ir. Por los pasillos de los foros de televisión, me crucé con Batman y le pedí un autógrafo. Le dije que él era mejor que el Santo. El concurso, en realidad, era bastante simple, se trataba de escoger entre tres llaves, una de las cuales abría la puerta del sabor. Escogí la correcta y gané una dotación de yoghurt y una avalancha. Al final del programa, el animador me preguntó:
-Cuate, ¿Te quedas con tus premios, o entras a la catafixia?
No lo entiendo, siempre he pensado que los que lo hacen son francamente mensos, pero le contesté que entraba a la catafixia.
-A ver, Lupita, qué hay detrás de la puerta dos…
A lo lejos escuché la voz del títere del mago de barba, el conejo, que decía:
-Jajaay, se llevó el burro de planchar.
Pero lo realmente extraño es que tras el burro había un letrero enorme que decía:
LA VERDAD, TODO ES MENTIRA
y al parecer, sólo lo vi yo.

Bernardo Fernández BEF
Wonderama (cuento, frag.)
De BZZZZZZTT!! Ciudad interfase.

1 comentario:

Gaston dijo...

ja, yo la otra vez, tambien vi un cuentito, de cartones de un compa de mty, polo jasso, que es el creador del cerdotado, y el cerdotado tambien fue con chabuelo, jajaja, está chido, luego te muestro esa tira...saludos y esas cosas